CARACAS (apro).- El Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció este lunes que le no comprará más petróleo a la empresa estatal petrolera de Venezuela (PDVSA) y las compras que están en tránsito serán pagadas en las cuentas radicadas en la Unión Americana, que el gobierno de Donald Trump puso a disposición del presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó.

“Los Estados Unidos continuarán usando todas sus herramientas diplomáticas y económicas para apoyar al presidente interino Juan Guaidó, a la Asamblea Nacional y a los esfuerzos del pueblo venezolano por restaurar su democracia”, dijo el secretario de Hacienda, Steven T. Mnuchin, según el comunicado del Departamento del Tesoro.

La medida contra PDVSA se suma a las diversas sanciones que Estados Unidos ha emprendido contra Nicolás Maduro, así como hacia personas ligadas a su gobierno y empresas controladas por éstos, y que han sido aplicadas por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés).

“La sanción de hoy a PDVSA ayudará a evitar que Maduro desvíe más los activos de Venezuela y estos se mantenga para el pueblo de Venezuela”, añade el comunicado y señala que los pagos correspondientes a PDVSA se harán mediante “la transferencia expedita del control al Presidente Interino o un gobierno posterior, elegido democráticamente”.

El Departamento de Estado aclara que las sanciones mencionadas no son permanentes y que se podrían levantar si los sancionados “toman acciones concretas, significativas y verificables para apoyar el orden democrático y combatir la corrupción en Venezuela, incluida PDVSA”, apunta el comunicado.

La medida también prohíbe a las personas en Estados Unidos a realizar transacciones con PDVSA, ya que todos los bienes e intereses propiedad de la estatal petrolera venezolana en la jurisdicción norteamericana están bloqueados.

Venezuela depende, en gran medida, de los ingresos petroleros y ha sido la fuente de la bonanza del país suramericano por décadas. Los recursos de PDVSA ha sido utilizados por los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro para ganar voluntades dentro y fuera de Venezuela a través de planes sociales y convenios energéticos internacionales.

La estatal petrolera PDVSA, sus directivos y personas jurídicas y naturales han estado en medio de denuncias de complejos esquemas de corrupción en la región.

“Abraham Edgardo Ortega, un ciudadano venezolano que fue director ejecutivo de planificación financiera de PDVSA, se declaró culpable de un cargo de conspiración para cometer lavado de dinero por su papel en el esquema internacional de mil millones de dólares para lavar fondos malversados de PDVSA”, es uno de los casos en los que el Departamento de Estado sustenta la sanción de hoy.

Además, hace referencia a 1,200 millones de dólares presuntamente malversados a través de la empresa petrolera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí