Este medio día en el pleno de la Cámara de Diputados se llevó acabo la instalación de la LXIV Legislatura del Congreso de la Unión en la cual la representación de Morena se compone por 247 diputados seguida por el PAN con 80, en tercer lugar el PRI con 47, el PES con 31, PT con 29, Movimiento Ciudadano con 28, PRD con 20, PVEM con 16 y dos legisladores independientes, el presidente de la Mesa Directiva sera el diputado Porfirio Muñoz Ledo, en la imagen los diputados Mario Delgado y Horacio Duarte. 29 DE AGOSTO DE 2018, CIUDAD DE MEXICO FOTO: OCTAVIO GOMEZ

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– Si no se logra un acuerdo político con los maestros para sacar adelante la reforma educativa, existe la posibilidad de que se mantenga en pie la reforma “punitiva” de Enrique Peña Nieto, o que el Ejecutivo federal presente una nueva iniciativa para regresar a la que existía antes de 2013.

Así lo advirtió el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) en la Cámara de Diputados y coordinador de Morena, Mario Delgado Carrillo, quien insistió en que el dictamen que hoy existe no se subirá al pleno en tanto no se llegue a un acuerdo con la coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

También comentó, entre broma y en serio, que los legisladores, como los integrantes de la CNTE, se declaran en “alerta máxima” para continuar el diálogo con los maestros. “Los diputados también nos declaramos en alerta máxima para seguir dialogando con los maestros y tener una reforma en favor de los derechos laborales de los maestros y de la educación de nuestros niños y niñas”.

Si no hay acuerdo, insistió, o se mantiene la reforma de Peña Nieto, de quien comentó: “hay que ver ahí, al defender o al descalificar la propuesta de reforma (de AMLO), pues quién está ganando, está ganando Peña ya jugando golf tranquilamente”. O el Ejecutivo federal presenta otra propuesta donde se mantenga el sistema educativo igual que antes de la reforma de 2013.

“Pero en cualquier caso tenemos que modificar la Constitución; y si no tenemos los votos para modificar la Constitución, se va a quedar lo que está vigente, que es la reforma de Peña, que es el peor de los escenarios para los maestros”, informó.

Aclaró que el dictamen que se aprobó hace dos semanas “no está muerto”, pues siguen las pláticas con los integrantes de la CNTE.

Por lo pronto, dijo, “vamos a seguir insistiendo en construir un gran acuerdo político, es la única manera en que la educación cambie en nuestro país, y tienen que estar todos; y si no lo logramos, pues hay dos opciones, o que se quede lo que está o que se intente una reforma constitucional, tendríamos que lograr los votos para regresar al texto de 2013”.

 

Con información de: Proceso

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí