CIUDAD DE MÉXICO (apro).– El Senado acordó la creación de una Guardia Nacional de mando civil con la participación de policías federales, militares y navales, y un régimen transitorio de cinco años para la actuación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad en tanto queda establecida la nueva institución.

Líderes de todos los grupos parlamentarios firmaron en la madrugada un documento en el que se establece que la Guardia Nacional tendrá un mando civil, estará adscrita al ramo de Seguridad Pública y se regirá por una doctrina policial.

“No se establece un mando mixto, ni una junta de jefes de estado, ni un ente similar, por el contrario, se establece una instancia de coordinación interinstitucional con las Fuerzas Armadas”, dice el acuerdo.

El dictamen modificado establece que durante los cinco años siguientes a la entrada en vigor del decreto, en tanto la Guardia Nacional desarrolla su estructura, capacidades e implementación, las Fuerzas Armadas participarán en tareas de seguridad “de manera extraordinaria, regulada, fiscalizada, subordinada y complementaria”.

En conferencia de prensa realizada esta mañana, senadores de Morena, PAN, PRI, PRD, Movimiento Ciudadano, PT y PES, celebraron el acuerdo que, adelantaron, será aprobado por unanimidad este jueves en la sesión ordinaria del Senado.

“La Guardia Nacional, sí, que quede claro, será de carácter civil”, dijo Ricardo Monreal, líder de Morena en el Senado.

Además, acordaron que entre los requisitos que tendrán que cumplir los mandos de dirección estará el de no formar parte del Ejército y la Marina, y que todos los elementos de las Fuerzas Armadas que pasen a la Guardia Nacional deberán ser civiles. El dictamen no reforma el artículo 13 constitucional, por ello los integrantes de la Guardia Nacional no serán sujetos a una jurisdicción militar.

“Se logró eliminar de este documento que dará paso a la nueva policía nacional, llamada Guardia Nacional, la posibilidad de que contara con un fuero militar. Se ha construido una institución plenamente civil, se ha llevado también al terreno jurídico la eliminación de cualquier figura similar a un Estado Mayor dentro de la estructura”, señaló por su parte el coordinador del PRD, Miguel Ángel Mancera.

El documento también indica que la Guardia Nacional estará integrada por elementos de la Policía Federal, militar y naval, y establece que las estructuras, disciplina, capacitación, régimen de responsabilidades y educación de la Guardia Nacional se homologarán a los utilizados por las Fuerzas Armadas.

Asimismo, establece un reglamento para el armamento del que dispondrá el nuevo cuerpo de seguridad, que no será el asignado para uso exclusivo del Ejército.

En el dictamen se integró un transitorio para que los estados y municipios, en un plazo de 180 días, entreguen el diagnóstico y el programa para el fortalecimiento de las policías estatales y municipales.

Mientras que el Congreso tendrá 60 días después de su publicación en el diario Oficial de la Federación, para expedir la Ley de la Guardia Nacional y 90 días para las leyes secundarias que reglamentarán el uso de la fuerza y el registro nacional de detenciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí