El Senado de la República ratificó por 114 votos a favor, 4 en contra y 3 abstenciones se aprueba el T-MEC, así como seis acuerdos paralelos

En sesión de este miércoles, el Senado de la República ratificó por 114 votos a favor, 4 en contra y 3 abstenciones el Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC), así como seis acuerdos paralelos.

“Que todas las fuerzas políticas representadas en esta soberanía que el nuevo documento resguarda los mejores intereses de México en este contexto actual”, señaló el senador Héctor Vasconcelos, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores.

El acuerdo se remite al Ejecutivo federal tras esta ratificación, para sus efectos correspondientes.

El T-MEC fue suscrito por las tres naciones el 30 de noviembre de 2018.

Foto de @amador_n

De acuerdo con el dictamen, uno de los principales logros del T-MEC es mantener el libre comercio para todos los bienes originarios de la región, por lo que las exportaciones mexicanas de ese tipo seguirán gozando del acceso preferencial y continuarán exentas del pago de arancel en los mercados estadounidense y canadiense, expone el texto.

Para evitar que se obstaculice el comercio en la región, se logró preservar el compromiso de no aplicar impuestos a la exportación entre las partes, a fin de asegurar abasto suficiente de bienes de consumo, insumos y materias primas de calidad a precios competitivos.

Adicionalmente, el acuerdo preserva y actualiza las disciplinas que regulan la aplicación de restricciones a la importación y a la exportación de bienes.

Se evita la aplicación de restricciones a la importación sobre productos mexicanos en los mercados deAmérica del Norte.

También se preservan las reservas para aplicar en México restricciones en materia de hidrocarburos, a efecto de garantizar la soberanía nacional sobre los recursos energéticos en territorio nacional.

Se actualizan las disciplinas aduaneras y se establece la transparencia en los procedimientos de licencias de importación y exportación.

El T-MEC, destaca el dictamen, apoyará el comercio mutuamente benéfico, y conducirá a mercados más libres y justos, así como a un crecimiento económico sólido en la región.

Reconoce que las pequeñas y medianas empresas contribuyen significativamente al crecimiento económico, el empleo, al desarrollo de la comunidad, a la participación de la juventud y a la innovación, y este tratado les ofrece oportunidades para su crecimiento y fortalecimiento.

Incluye los derechos de los tres países para establecer prioridades legislativas y regulatorias destinadas a proteger objetivos legítimos relacionados con la salud pública, la seguridad, la protección del medio ambiente, la conservación de los recursos naturales no renovables, y la integridad y estabilidad del sistema financiero.

Se destaca que este instrumento comercial tripartita promueve la protección y observancia de los derechos laborales, el mejoramiento de las condiciones de trabajo, así como la cooperación en los asuntos de ese tipo.

De la misma manera, impulsa la transparencia, el buen gobierno y el Estado de derecho, con el propósito de eliminar el cohecho y la corrupción en el comercio y la inversión. Además, reconoce la importancia en el aumento de la participación de los pueblos indígenas.

Con información de López-Dóriga digital

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí