El presidente Andrés Manuel López Obrador expresó en su conferencia de prensa que se hablará con la SCJN para evitar que presuntos delincuentes queden libres a días de su detención.

Criticó que al cabo de tres o cinco días queden en libertad bajo el argumento de que las averiguaciones no están bien integradas y que no se cumplió el debido proceso.

“Salen hasta riéndose, festejando, burlándose de la autoridad”, lamentó. Por ello, su Gobierno se acercará al presidente y ministros de la Suprema Corte de Justicia para tratar y transparentar la situación.

En este sentido, reiteró la importancia de convertir a la corrupción en delito grave, para que una de sus características sea la prisión preventiva como medida cautelar.

Con información de López-Dóriga Digital

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí