CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los padrones de beneficiarios del programa social Prospera, implementado desde la extinta secretaría de Desarrollo Social, y en particular del programa de “Estancias Infantiles”, estaban adulterados y, entre las irregularidades detectadas hasta ahora, había “censos fantasma”.

Se trata de listas de padrones de beneficiarios, así como de estancias, que no existían, y en ellas se detectaron falsificación de firmas y nombres inventados, informó esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Tenemos todas las pruebas, por eso fue la decisión: ni un centavo a intermediarios ni organizaciones sociales, filantrópicas, ni de la sociedad civil”, expuso.

En su conferencia de prensa matutina, el mandatario fue cuestionado sobre un amparo relacionado con el programa de Estancias Infantiles que desde hace semanas se ha convertido en centro de la polémica ante la decisión de entregar los recursos directamente a las familias beneficiarias y no a centros de cuidado infantil.

López Obrador aseguró que no conoce los términos del amparo, pero dijo que no creía que un juez avalara la irregularidad, remitiendo a los datos que su administración ha recabado según la cual, en siete de cada 10 estancias infantiles había irregularidades.

Consideró que el tema se politizó por lo que debe aclararse por completo.

Apro pudo confirmar que el amparo emitido ayer instruye la emisión de reglas de operación, pero no significa la reposición de los recursos al programa, como se ha manejado en diferentes medios de comunicación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí