A quedado en claro que Olga Sánchez Cordero tiene un lujoso departamento en los Estados Unidos, el costo estimado supera el Medio Millón de Dólares, es evidente que no tardaran por parte de los seguidores de Morena el tratar justificar aduciendo que los otros también tenían propiedades que no se justifican con los ingresos o que fueron peores.

En el fondo y siendo claros el cambio verdadero que motivo la esperanza de los votantes no se trataba de que fueran igual o menos sinvergüenzas, lo ofertado fue un golpe de timón, cero corrupción, cero privilegios, cero impunidad, la actitud en si misma de la mayoría de los colaboradores de AMLO dista mucho de lo que el pueblo sabio esperaba, ese odio que les fue motivado contra los denominados FIFIS ahora llena de resquemores sus lenguas.

La opulencia así como las riquezas de los miembros del gabinete del Presidente distorsionan mucho con esas fotografías en puestos o fondas degustando económicos alimentos, que va de un Penthouse a esas imágenes comprando aguas frescas en la carretera, al final el propio AMLO fue quien impulso esa división donde el odio a los que tienen construye dos tipos de mexicanos, como comprender que quienes llevan las riendas del país sean esos que justamente se describieron como los enemigos a vencer.

Una cosa es clara, alguien que prefiere invertir millones y pagar altos impuestos en el extranjero no tiene principios nacionalistas, una persona que disfruta de la opulencia, los lujos, el exceso y la vida de suntuosidades no puede resultar alguien que confabule con los gobiernos de izquierda, esos pregones de discursos socialistas donde la equidad así como la igualdad deben instaurarse no son mas que palabras para engañar, a los colaboradores de AMLO les gusta lo fino, disfrutan lo caro y no comulgan con eso de la austeridad republicana.

Si analizamos lo que en en discurso se ha descrito como FIFI podemos deducir que Olga Sánchez Cordero encuadra perfectamente dentro de esa descripción, ella argumenta que entre ella y su marido tienen 100 años trabajando y que por ello se hace merecedora de tanta opulencia, pareciera olvidad que en México existen miles de familias que suman los mismos 100 años o más de trabajo y que a pesar de ello carecen de todo patrimonio.

Miles de mexicanos que incluso con el sueldo de un año no alcanzarían a pagar tan solo los impuestos que a ella le genera el predial de su Penthouse.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí