La industria acerera nacional recibió un respiro, luego de que la Secretaría de Economía federal anunciara la renovación de la salvaguarda con aranceles de 15% contra la importación de acero y de 25% a 30% para frenar la entrada al país de calzado, textil y confección con prácticas desleales, por un periodo de medio año, ya que se trata de una medida temporal y preventiva.

Ernesto Acevedo, subsecretario de Industria y Comercio de la Secretaría de Economía, explicó que con estas medidas se protegerá a la industria siderúrgica de la sobreproducción de China y de otros países asiáticos que venden producto con subsidios.

La iniciativa privada coahuilense dio la bienvenida a esta definición gubernamental. El vicepresidente nacional de delegaciones de Canacintra,Mario Lozoya Díaz Vélez, consideró que esto es lo mejor que puede pasar ahorita en virtud de que estaba en riesgo gran parte de los empleos en el área de Monclova.

El empresario Héctor Horacio Dávila Rodríguez dijo que se arriesgaba una industria estratégica, porque contra el acero barato chino y ruso, en cinco años se hubiera desmantelado la producción nacional, y China al momento en que México deje de producirlo, elevaría precios sin problema.

Mientras que Miguel Riquelme, gobernador de Coahuila, celebró la protección a la industria del acero nacional, por lo que representa para la competitividad del País y en particular para miles de trabajadores coahuilenses y sus familias.

Además, grupos de trabajadores de AHMSA respaldaron la decisión. A inicios de febrero, Alonso Ancira, presidente del Consejo de Administración de la empresa, había advertido que en la siderúrgica local estaba en riesgo el 10% de la plantilla, alrededor de 2 mil empleos.

El senador por Coahuila, Armando Guadiana, destacó que con esto planteamiento se beneficiará a 800 mil empleados que dependen de esta industria en el país. Con información de Rebeca Ramírez, Nadia Betancourt y Alejandro Montenegro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí