Renegociación del TLCAN, ¿realmente un logro?

0

La noche del pasado domingo se esclareció la duda si habría o no nuevo TLCAN.

Después de casi un año y dos meses de negociaciones, Canadá se adhirió al acuerdo comercial que habían alcanzado Estados Unidos y México. El nuevo acuerdo trilateral será renombrado Acuerdo de Estados Unidos, México y Canadá (USMCA: por sus siglas en inglés).

Lo que se esperaría en los próximos días sobre el tratado es la presentación de éste a las Cámaras de los diferentes países. En Estados Unidos, funcionarios esperan la firma del nuevo acuerdo para finales de noviembre y así presentarlo al Congreso a esperas de su aprobación.

¿Pero, qué puede ocurrir con la entrada en vigor del nuevo tratado? La respuesta puede ser amplia…

Sin lugar a dudas, es un hecho la disminución de incertidumbre en cuanto a política exterior para el próximo gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Lo anterior se vio reflejado a primeras horas del día lunes 1 de octubre, cuando la noticia del nuevo tratado disminuyó la incertidumbre en torno a la relación comercial entre la región norteamericana lo que apreció en una primera instancia al peso mexicano.

Sin embargo, hay que esperar…

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Juan Pablo Castañón, sostuvo que la modernización del TLCAN permitiera un crecimiento del 50% en exportaciones mexicanas y generación de empleos. Lo anterior lo categorizaría como un escenario MUY (sí, con mayúsculas) optimista.

Queda pendiente revisar las letras pequeñas del gigantesco (en extensión) acuerdo y esperar el surgimiento de “trapitos” que, tarde o temprano, saldrán a la luz.

Aumento en la regla de origen regional automotriz, regulación de salarios de al menos 16 dólares la hora, cuotas máximas de exportación hacia Estados Unidos y normas laborales, son solo algunos acuerdos que desincentivarán la inversión hacia México y restará su competitividad comercial.

¿Hacia dónde vamos? Muy temprano para saberlo…

Para tener una resolución clara, es necesario esperar el inicio del siguiente año, cuando el ambiente se encuentre menos turbio.

Nos quedan dos meses los cuales los cambios políticos y gubernamentales estarán de sobra. En Estados Unidos tenemos elecciones legislativas a inicios de noviembre, mientras que AMLO tomará protesta el 1 de diciembre de este año.

Esperemos el comportamiento del mercado cambiario en estos meses, así como la respuesta del sector privado e inversionistas para realmente saber si el USMCA fue un “big deal” para México, tal y como lo dijo el presidente Trump.


RAMIRO A. GUAJARDO

Comentarista económico con amplia visión geopolítica que permite formar una opinión basado en lo que ha sido y será.

Salir de la versión móvil