El director del IMSS señaló que la creación de empleos se mantiene por encima del crecimiento del PIB, el cual tampoco ha caído

Zoé Robledo, director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), aceptó este jueves que hubo una desaceleración importante en la creación de empleo en el país. Sin embargo, negó que esté relacionada con un posible desplome de la economía nacional.

En conferencia de prensa explicó que entre enero y mayo de 2019 se crearon 303 mil empleos formales, mientras que el promedio para el mismo periodo en el arranque de las tres administraciones pasadas se ubicó en 251 mil puestos, lo que significa un crecimiento de más de 20 por ciento.

Añadió que la comparación podría favorecer aún más al gobierno del presidente López Obrador si se toma en cuenta que la administración de Ernesto Zedillo inició con una cifra negativa de 700 mil fuentes de trabajo menos.

“Creemos que lo que debemos comparar son periodos similares de arranque de una administración”, recalcó, añadiendo que la tasa de creación de empleo se mantiene incluso por encima de la tasa de crecimiento del PIB.

Robledo comentó además que mayo es usualmente un mes complicado para sumar empleos independientemente del año, pues es cuando suelen terminar los ciclos agrícolas, lo que se suma al hecho de que las empresas incurren en gastos mayores por el reparto de utilidades.

El funcionario indicó que no hay mayor crecimiento en cuestión de empleo que en materia económica, “pero además el PIB no ha caído. La tasa de crecimiento del PIB no explica de ninguna manera el caso de mayo”.

Sobre la decisión del IMSS de presentar de manera diferenciada las cifras de empleos generados y de beneficiaros del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, explicó que se trata de esquemas distintos, si bien los 481 mil jóvenes beneficiados hasta el momento tiene un ingreso superior al salario mínimo, cuentan con prestaciones sociales y forman parte de la Población Económicamente Activa.

Zoé Robledo añadió que es importante hacer el recuento de los jóvenes pues permite identificarlos y con suerte incorporarlos posteriormente al empleo formal. Añadió que los beneficiarios del programa no necesariamente pasan todo el año en el mismo, sino que los empleadores podrían registrarlos como obreros antes de que acabe el periodo.

Por otro lado, el director del IMSS indicó que junto con el INEGI el reto será consolidar los datos de ambas instituciones  y certificarlos, además de elegir un día en específico para presentar los datos relativos a Jóvenes Construyendo el Futuro.

“Se certificaría todo el procedimiento con el que se construye la información y se certificaría que es un dato de interés nacional”, comentó.

Finalmente, se indicó que el IMSS registró en los primeros meses del año ingresos por más de 138 mil millones de pesos y se mantiene con un superávit.

Con información de López-Dóriga Digital

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí