CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En una noche con ambiente, color y música mexicana, el PSV Eindhoven endilgó una goleada de 6-0 al Excelsior, en partido de la jornada 15 de la liga holandesa en la que los mexicanos Hirving “Chucky” Lozano y Erick Gutiérrez iniciaron juntos en el cuadro titular por primera vez.

En medio de un mosaico tricolor, la fiesta mexicana en el estadio Philips tuvo además la presencia como invitado especial de Carlos Salcido, primer futbolista mexicano en formar parte del equipo holandés, donde jugó de 2006 a 2010.

Salcido, junto con Francisco Javier “Maza” Rodríguez, fueron designados embajadores del PSV en México, apenas la semana anterior.

Con los tradicionales colores mexicanos, los aficionados del PSV también contribuyeron al festivo mosaico tricolor en las tribunas a ritmo de mariachi, mientras que los futbolistas saltaron al terreno de juego acompañados de niños con sombreros mexicanos.

Pero la fiesta no fue completa: ni Lozano ni Gutiérrez se hicieron presentes en la goleada del PSV, aunque Erick contribuyó con un par de asistencias.

Las anotaciones fueron obra de Luuk de Jong, Malen y Bergwijn, además de un par de autogoles.

Con el triunfo, el PSV se afianzó en el liderato de la Eredivisie con 42 puntos, seguido por el Ajax, con 37.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí