Mientras en algunas empresas te piden experiencia laboral y el principal eje de contratación son las capacidades y los estudios que tiene una persona, parece ser que para ser diputado no necesitas ninguna de estas.

Mucho se ha hablado del tema de mayoría que tendrá López Obrador en ambas cámaras legislativas, pero sigue habiendo un tema que debe llamar la atención. En la Cámara de Diputados, 46% de los que ahí legislan no cuentan con un título profesional. De acuerdo con el artículo 55 constitucional, no es necesario contar con uno para ejercer como Diputado Federal, pero entra en la mente de los ciudadanos si para desempeñar uno de los trabajos más importantes del presente y futuro de México, se debe contar o no con un título profesional y contar con preparación educativa.

De tiempo para acá se ha cuestionado la preparación de algunos alcaldes o gobernadores, poniendo en discusión si tiene la capacidad de poder ejercer como funcionarios públicos, si no tienen la preparación educativa. Si molesta que los funcionarios ejecutivos no cuenten con esto, ¿por qué a los encargados de las leyes no? Recordemos que ellos son los encargados de aprobar, modificar o agregar leyes nuevas a la Constitución, y que, en algunos casos, ni ellos conocen algunos artículos básicos de derechos que todos los mexicanos tenemos, como el artículo 3 en el derecho a la educación o el 123, que habla del derecho al trabajo digno.  Reciente circuló un video (pueden consultarlo en youtube) donde se cuestiona a algunos diputados de diferentes partidos que terminaron la pasada legislación, en la que se les hacen preguntas por ciertos artículos, y que no muchos, si no es que la mayoría, no pudo contestar. Si bien no pueden saber todos los artículos, ¿no deberían conocer los básicos de los ciudadanos?

La realidad actual es la falta de preparación en el Órgano de gobierno que, supuestamente, debería de contar con gente capacitada, o por lo menos, con conocimientos básicos de temas de derecho y de la Constitución, pero al parecer ni a eso llegamos. Es bueno ver que hay abogados, médicos, periodistas y profesores, pero es preocupante que cerca de la mitad, no lleguen a una preparación superior. ¿Será por falta de oportunidades, o por falta de intención de preparación?


PABLO ELIZONDO

De opiniones directas y estilo mordaz, se ha desempeñado como líder en su comunidad y motivador hacia un cambio en su generación.