El Congreso de Nuevo León aprobó el proyecto de ley para para garantizar el derecho a la vida, lo que implica que desde la concepción hasta la muerte y desechó la posibilidad de la aplicación legal del aborto en la entidad.

La legislatura dio 30 votos a favor a la reforma al artículo 1 constitucional de Nuevo León.

“El aborto ahora es motivo de cárcel para las mujeres que recurran a esta práctica en Nuevo León”. Ocho diputados votaron en contra y otros cuatro no votaron.

La iniciativa del expediente 8744/73 no se pasó a pleno desde el 21 de mayo del 2014; la reforma que entonces fuera planteada por el panista Francisco Treviño.

La postura del congreso novoleonés es contraria a las declaraciones que hizo la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, en torno a la interrupción del embarazo.

Comisión Estatal de Derechos Humanos llamó al Congreso para no aprobar esta reforma, al considerarla contradictoria con la Carta Magna, además de ir en contra de los tratados internacionales de derechos humanos y contravenir los acuerdos que el país ha firmado.

Esta reforma limitará el principio de autonomía de las personas, sobre todo los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres. Dejando a las mujeres como un vehículo para el desarrollo embrionario y restringiendo sus derechos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí