Toda persona exitosa tiene sus estrategias que lo han llevado a estar donde está, y una de las principales, es mantener una actitud y mentalidad positiva; Es utilizada en muchas personas, y un área de oportunidad en otras, pero es una herramienta que, poniéndola en función, puede llegar a ser muy poderosa personalmente, ayudando a uno mismo a conseguir todo aquello que siempre planeó, y más.

Mantener una mentalidad positiva puede traer muchas ventajas a las personas, desde cambiar su manera de ver las cosas, hasta mejorar el carácter y la salud. Para esto, existen muchas maneras de poder llegar a mantener una mentalidad positiva, pero quiero enfocarme en 5 de ellas:

  1. Ser agradecido– cuando una persona es agradecida, transmite a otras este positivismo y esta energía. De acuerdo a Víctor Manzanilla, autor del bestseller “despierta tu héroe interior”, ser agradecido te hace más feliz, hace que la otra persona se sienta mejor y desarrolla una actitud positiva.
  1. Enfócate en el presente– dejando a un lado el pasado, ¿cuántas veces te enfocas en cosas que aún no han pasado y te consumen tu tiempo para poder hacer otras cosas? En muchas ocasiones nos enfocamos en escenarios que no podemos controlar, dejando que nuestra mente divague en pensamientos, mientras dejamos de aprovechar el momento que estamos viviendo. Enfocarte en el presente ayuda a alejar los malos escenarios y trabajar para que las cosas siempre salgan mejor.
  1. Aprecia lo que te rodea– diariamente pasan cosas en nuestras vidas que podemos agradecer y podemos valorar, ¡aprovéchalas mientras suceden! Al final del día, se pudo haber fugado un momento importante o que te pudo haber hecho feliz, por estar pensando en cosas que no significaban mucho en ese momento. Cada parte del día tiene algo para valorar, si es algo malo, sácale lo bueno. Si es algo bueno, busca cómo seguir haciéndolo.
  1. Utiliza un lenguaje positivo– cuando estamos transmitiendo positivismo, empezamos a pensar en positivo. Si cambiamos palabras como “no puedo hacerlo” a “puedo intentarlo”, se podrá ver un cambio significativo conforme se va utilizando. Las palabras reflejan lo que la mente piensa, si piensas positivo, hablarás positivo, y eso es lo que compartirás.
  1. Rodéate de personas positivas– nuestras relaciones tienen mucho qué ver con la manera de comportarnos y de pensar. Rodéate de personas que te transmitan cosas buenas, que te animen a seguir adelante o busquen la manera de poder ayudarte a solucionar algo. Un ambiente positivo crea más ambiente positivo.

 

Depende de cada persona su manera de vivir, su manera de pensar y su manera de relacionarse con los demás. El positivismo atrae cosas buenas, y, sobre todo, ayudas a los demás a encaminarse a esta misma mentalidad. Nunca sabes cuando un comentario positivo puede mejorarle la vida a alguien más.


PABLO ELIZONDO

De opiniones directas y estilo mordaz, se ha desempeñado como líder en su comunidad y motivador hacia un cambio en su generación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí