El Grupo de Lima, reunido este lunes en Ottawa, Canadá, reiteró su reconocimiento a Juan Guaidócomo presidente interino de Venezuela y aceptó la solicitud del líder opositor para integrar al país bolivariano al bloque de países americanos.

“Aceptamos con gran placer la solicitud del presidente interino para incorporar al gobierno legítimo de Venezuela en el Grupo de Lima y le damos la bienvenida entre nosotros”, se lee en la declaración.

Esta declaración fue firmada por la mayor parte de los fundadores del Grupo de Lima –Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú-. México, que junto con Uruguay mantiene una postura neutral, no acudió a la cumbre de urgencia.

En el texto se hace un llamado a las Fuerzas Armadas venezolanas a demostrar su lealtad”a Guaidó, como único mandatario constitucional, y permitir la entrada de ayuda humanitaria al país.

Los militares, tras el anunció de Guaidó como “presidente encargado” de Venezuela, han manifestado su lealtad al presidente Nicolás Maduro a pesar de los llamados de la oposición para revelarse e incluso la promesa de una ley de amnistía para ellos.

Durante la reunión, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, calificó al régimen de Maduro de“dictadura inexplicable e inaceptable” y anunció una ayuda humanitaria por 53 millones de dólares canadienses (unos 40 millones de dólares estadounidenses) para atender las necesidades de los venezolanos.

“Sabemos que los venezolanos están enfrentándose a tremendas penurias y necesitan nuestra ayuda, como también la necesitan los países que han acogido a aquellos que han huido de la violencia”, dijo Trudeau.

En la rueda de prensa posterior a la reunión, la ministra de Asuntos Exteriores canadiense, Chrystia Freeland, aseguró que la intervención militar en Venezuela quedaba descartada y agregó: “Un punto importante en nuestro comunicado es el punto 17, en el que acordamos y cito: ‘Los países del Grupo de Lima reiteran su apoyo a un proceso de transición pacífica a través de políticas y los medios diplomáticos sin el uso de la fuerza’“.

Además en la declaración, los países americanos señalan que los intentos de diálogoconvocados por algunos actores de la comunidad internacional “fueron manipulados por el régimen de Maduro, transformándolos en maniobras dilatorias para perpetuarse en el poder”.

Durante el discurso de Freeland, dos mujeres la interrumpieron sosteniendo una manta mientras gritaban saquen las manos de Venezuela, una acción de protesta que la canciller destacó como algo que ocurre en Canadá pero que en Venezuela no es posible.

 

Información de: Aristegui noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí