MADRID (apro).— El narcotraficante mexicano Juan Manuel Muñoz Luévano, El Mono Muñoz, fue entregado este jueves 28 de febrero a agentes del Servicio del Marshall de los Estados Unidos, quienes lo condujeron en avión a Texas, donde enfrentará acusaciones por blanqueo de capitales y organización criminal.

El presunto representante de los Zetas en Europa fue extraditado por España, país que autorizó su entrega hace dos años, confirmó a Apro una autoridad española enterada de los pormenores.

También confirma, como lo adelantaba el sitio de internet del diario El País, que la entrega del Mono Muñoz fue acordada por la Sala Segunda de lo Penal de la Audiencia Nacional, debido a que también enfrenta cargos en España.

Policías españoles entregaron al lavador de los Zetas y empresario destacado en el huachicol a los alguaciles estadunidenses en una pista del Aeropuerto de Barajas y conducido al avión que lo llevó hasta Texas.

Meses después que España autorizó su extradición a Estados Unidos, fiscales de Texas se entrevistaron con él, en presencia de un abogado de Miami, Florida, quien ya atendía su caso.

La policía española detuvo a Muñoz Luévano el 18 de marzo de 2016, en la urbanización madrileña de Las Tablas, donde vivía con su familia, y por orden del magistrado Santiago Pedraz, juez de la Audiencia Nacional, fue internado en la prisión madrileña de Soto del Real.

Durante los registros en su domicilio, al traficante y lavador de los hermanos Miguel y Omar Treviño Morales, dos líderes de Los Zetas, le fueron aseguradas dos computadoras e innumerables pruebas documentales que permitieron a los investigadores profundizar en el conocimiento de su operación delictiva.

Su detención se aceleró cuando en las escuchas de sus comunicaciones telefónicas, los policías le escucharon ordenar la ejecución de una agente del Ministerio Público que supuestamente colaboraba con ellos y no les había dado información precisa sobre una investigación.

En aquel momento, los investigadores calificaron al Mono Muñoz como un narcotraficante muy relevante y también que las pesquisas sobre sus actividades formaban parte de la misma causa que se investigaba y en la que se implicaba al exgobernador de Coahuila, Humberto Moreira. El también expresidente nacional del PRI fue detenido en enero de ese mismo 2016 y dejado en libertad unos días después.

De hecho, el periodista José María Irujo, de El País, quien firma la información sobre la extradición del Mono Muñoz, señala que el testimonio de este empresario, en el supuesto que colabore con las autoridades estadunidenses, puede poner en aprietos a una larga lista de políticos y funcionarios del estado de Coahuila con las que el presunto narco mantenía relación.

Esta misma información señala que la defensa en España de Muñoz no se opuso a la extradición pese a que en el juzgado número 1 de la Audiencia Nacional se tramita otra causa en la que se le acusa por delitos similares a los que enfrenta en Estados Unidos.

En octubre de 2017, su sobrino y cercano colaborador Salomón Ayup, El Monchis, fue detenido por policías de Coahuila, e identificado con una organización relacionada con el robo de combustible de Pemex. Este es el mismo hombre al que El Mono Muñoz habría ordenado asesinar a una agente del MP, y que aceleró su detención en España.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí