La valoración de un juicio corresponde al balance de dirimir entre la iniquidad y la
justicia, el atropello y el acto de conciencia, la componenda y el acuerdo, ese, es el balance por analizar que precede a lo que está aconteciendo en los
Municipios de Allende, Villa Unión y Morelos, todos, del Estado de Coahuila de
Zaragoza.

El pasado lunes 8 de abril del 2019, en la ciudad de Allende, Coahuila se abrió una página en la historia gubernamental en la que por primera vez un Presidente
Municipal, el Lic. Antero Alberto Alvarado Saldívar se declaró en huelga de hambre en reclamo por el abandono por parte del Gobierno Federal y de un séquito de Diputados representados por el partido MORENA al dejar fuera de la
franja fronteriza a estos municipios mencionados, privándolos de diversos
beneficios fiscales, pero sobre todo condenando a una población de poco más
de 40 mil habitantes que sufren y seguirán sufriendo las distintas cargas económicas, generando una zona de cero competitividad frente a los otros
municipios como Piedras Negras, Nava y Zaragoza, quienes por su gran cercanía
territorial, los habitantes de los municipios no contemplados, buscan el consumo en estas ciudades pertenecientes a la franja, dejando en estado de abandono al comercio local.

La Ciudad de Allende históricamente ha sido abandonada por el Gobierno Federal
desde aquél trágico acontecimiento del 18 de marzo del 2011 en el que el miedo y el temor cimbró el tejido social de los allendenses. Hoy la lucha pacífica y social que emprende esta administración resulta el reclamo de un juicio justo, una deuda histórica que, en el contexto social, las autoridades le deben mucho a esta ciudad, no se trata de la adquisición de un rol protagónico, o un papel que resulte trascendental en la esfera política, se trata exclusivamente de un interés colectivo, del bienestar de todos y cada uno de los habitantes de estos tres municipios.

Hoy, el Presidente de la República, los Diputados Federales y Locales no pueden
darles la espalda a aquellos que, con sudor y esfuerzo, hacen hasta lo imposible por sobrevivir día a día, por costearse llenar un vehículo de gasolina a
un costo estratosférico en una zona en donde el comercio y la actividad empresarial se ha fugado por estas decisiones.

El Presidente Municipal Antero Alvarado, hoy emprende una lucha social, cuestionado por algunos, apoyada por muchos, pero que sin duda alguna, de
concretarse esta introducción justa, necesaria e inexcusable a la franja fronteriza, generará un gran beneficio colectivo para todos; Allende es testigo
del coraje de sus autoridades, como lo señaló el escritor Ambrose Redmoon “El
coraje no es la ausencia de miedo, sino el juicio de que alguna otra cosa es más
importante que el miedo” y es con esa valentía, entereza y coraje de no quedarse
quieto, con la que la huelga y la lucha por el pueblo, se mantiene y se sostiene.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí