Ernestina Godoy, titular de la PGJ capitalina, aclaró que el caso de Leonardo Avendaño se trató de un homicidio, no un secuestro

La tarde de este jueves, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la Ciudad de Justicia informó que el caso de Leonardo Avendaño se trató de un homicidio y no de un secuestro.

En conferencia de prensa, Ernestina Godoy, titular de la PGJ, explicó que se determinó que se trató de un asesinato porque la familia no recibió una llamada exigiendo rescate.

Reveló además que la necropsia hecha al cuerpo del joven, hallado en la colonia Héroes de 1910, arrojó que el intervalo post-mortem (el tiempo transcurrido entre la muerte y el descubrimiento del cadáver) es de entre 24 y 30 horas.

De acuerdo con reportes, el joven seminarista fue privado de su libertad alrededor de las 23:00 h del 11 de junio, cuando se dirigía a la Parroquia Cristo Salvador en Iztapalapa.

La familia informó su desaparición a las autoridades de la Ciudad de México, que derivó en la activación de su búsqueda, y este miércoles, avisaron a sus seres queridos que lo habían hallado muerto.

El cuerpo de Leonardo Avendaño fue abandonado al interior de su automóvil con signos de tortura y asfixia.

“No renunciaré, daré resultados a la ciudadanía”

La procuradora Ernestina Godoy sostuvo que no renunciará, continuará investigando y dará resultados a la ciudadanía ante las recientes muertes de jóvenes en la capital del país.

Afirmó que investigará de manera responsable y no se fabricarán culpables; “cualquiera sabe que una investigación seria, fundamentada, sin violar derechos humanos, sin violar el debido proceso, no es de un día para otro”.

“Tarde o temprano vamos a vencer a la delincuencia, que de eso tengan la confianza, porque nosotros no estamos en negociación con nadie“, aseguró.

Con información de López-Dóriga Digital

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí