GUADALAJARA, Jal. (apro) El embajador de la Unión Europea en México, Klaus Rudischhauser considera que ante la “inexactitud hacia dónde va México en el sector económico”, las agencias calificadoras tienen una perspectiva negativa del país.

“En este momento hay una situación económica que no es tan buena y ahí está la calificación de una calificadora, esto es el reflejo de una inexactitud de dónde va México en el sector económico”, declaró el embajador, previo a la presentación del Acuerdo Global México-Unión Europea.

En entrevista con Apro, agregó que algunas decisiones del presidente, Andrés Manuel López Obrador son tomadas en cuenta por los inversionistas extranjeros, una de ellas fue la cancelación del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

“Esto da una señal de inseguridad a inversionistas. La inseguridad nunca es buena para atraer inversión, y las cifras económicas mexicanas en el corto plazo no están tan buenas. El crecimiento de la economía no es lo que tiene que ser”, refirió.

“Yo pienso que hay también un riesgo con Pemex, (…) hay una necesidad de continuar con la reforma energética, atraer inversionistas en el sector de energía, abrir para la competencia. En este sentido, pensamos que Pemex puede ser una muy buena empresa, pero en este momento preciso tenemos una serie de dudas sobre a dónde va México en su economía”.

Prosigue: “Y como estamos muy involucrados en la economía mexicana, queremos ver buenas políticas, buenas decisiones, no, digamos unas tendencias proteccionistas, (…) pero en general, no es una razón para estar preocupados. Nuestras empresas están optimistas, piensan que México es un buen país para invertir”.

En días pasados, la agencia calificadora Standard & Poor´s dio una perspectiva tanto a Pemex, así como a las notas crediticias de México de estable a negativa. En respuesta, el presidente comentó que se trata de un castigo al fracaso de la política neoliberal.

El embajador considera que, con la modernización del acuerdo de asociación económica, concertación política y cooperación, entre México y la Unión Europea, “las cosas vayan mejorando”.

La Unión Europea es el tercer socio comercial de México y el segundo inversionista. Entre 2000 y 2017, la comunidad europea contribuyó con el 31% de la inversión extranjera directa en el país, lo cual representó 149 mil millones de dólares.

El Acuerdo Global incluye a 28 países, lo que representa un mercado potencial de más de 500 millones de personas, así como el reforzamiento de los compromisos entre México y la Unión Europea en desafíos como la lucha contra la corrupción, el cambio climático, seguridad y la promoción de desarrollo sustentable.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí