Hace un año, en el contexto de la 81 Convención Bancaria, el entonces candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, pidió a los banqueros que le “tengan confianza” porque “no vamos a afectar a la banca en nada”.

Ahora, tras ganar la elección y en su papel de Presidente del México, asistirá a la edición 82 de la tradicional cita, donde se encontrará con un sector dispuesto a colaborar con el gobierno para incrementar el crecimiento económico, abatir la pobreza y aumentar la bancarización, a cambio de un entorno de estabilidad y certidumbre que incentive la inversión.

Consultados por MILENIO, los presidentes y directores generales de los principales bancos del país coincidieron en que a 100 días de la entrada del gobierno de López Obrador hay pros y contras; sin embargo, están confiados en que sus políticas públicas, acompañadas de inversión privada, llevarán al país a buen puerto, y en ese camino las instituciones financieras jugarán un papel clave, dado que serán las encargadas de facilitar el financiamiento para concretar proyectos tanto de empresas, como familiares.

Marcos Martínez Gavica, presidente saliente de la Asociación de Bancos de México (ABM) —dejará su cargo a Luis Niño de Rivera durante la convención— enfatizó en que el sector financiero está listo para apoyar el crecimiento económico del país mediante el otorgamiento de más y mejores créditos para empresas y familias en los próximos años.

El líder de los banqueros enfatizó en que desde el sector se ofrecerán más y mejores servicios financieros, los cuales respaldarán proyectos de infraestructura, atendiendo las peticiones crediticias del gobierno con la finalidad de atraer mayor inversión extranjera.

Por su parte, Marcos Ramírez Miguel, director general de Grupo Financiero Banorte, indicó que para crecer a ritmos de 4 por ciento, tal y como lo quiere el gobierno, la única forma de lograrlo es con mayor inversión, y son precisamente los bancos la cadena de transmisión entre quien tiene el dinero y quien lo necesita.

“A la velocidad a la que se mueva esa cadena es a la velocidad de crecimiento a la que se puede ir, y la nuestra está lo suficientemente aceitada para ir más rápido. Sin embargo, depende de todos los actores sociales, por eso, lo que pedimos es que en la parte que le toca acada uno, se aceleren los proceso de inversión”, señaló el directivo.

Sobre el tema de la certidumbre, Héctor Grisi, director general de Grupo Financiero Santander México, señaló que el gobierno federal ha actuado e implementando de manera veloz medidas para tratar de cambiar las condiciones del país lo más rápido posible.

“Esperamos y coincidimos en que se tenga una mejor distribución de los ingresos y una mejor condición para los mexicanos a partir del desarrollo económico y la reducción de la corrupción”, destacó el directivo del banco de origen español.

Enrique Zorrilla, director general de Scotiabank, destacó que desde el primer momento el presidente López Obrador comentó que se trataba de un gobierno de cambios y “son éstos los que se están asimilando en el sector para identificar la participación de la banca. Genuinamente el sector la banca debe ser vista como ingrediente de cualquier receta de crecimiento”.

Nuno Matos, director general de HSBC, señaló que los mensajes de confianza enviados por la administración y la invitación a que todos los agentes económicos sean parte de esta transformación, México pueda terminar 2019 creciendo a un ritmo más acelerado.

“Ha hecho muy claro su programa basado en tres pilares fundamentales: confianza, inclusión y disciplina fiscal; el combate a la corrupción es fundamental para cambiar la situación e invitar a los agentes económicos a invertir en el país; y el pilar de la distribución de la riqueza a la sociedad”, dijo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí