El 8 de mayo se conmemora el Día de la Victoria en Europa, fecha en la que los Aliados aceptaron la rendición incondicional de la Alemania nazi

El 8 de mayo se conmemora el Día de la Victoria en Europa, fecha en la que los Aliados aceptaron la rendición incondicional de la Alemania nazi, luego de que los soviéticos llevaran a cabo una gran ofensiva sobre Berlín.

El Ejército Rojo entró en territorio alemán el 12 de enero de 1945, y avanzó velozmente hacia el oeste, hasta 4o kilómetros diarios. Días después, Hitler se refugió en el búnker ubicado debajo de la cancillería.

Las fuerzas soviéticas se detuvieron a 60 kilómetros al este de Berlín, en una línea defensiva alemana junto al río Oder. Cuando se continuó con la ofensiva, los rusos atacaron desde varios frentes: al norte, al sur y al este.

Una vez que la ciudad estaba rodeada, el 16 de abril, el Primer Frente Bielorruso, dirigido por el destacado mariscal de la Unión Soviética Gueorgui Zhúkov, comenzó a bombardear el centro de la capital de Alemania.

Por otra parte, el Primer Frente Ucraniano empujó hacia el sur a lo que quedaba del Grupo de Ejércitos Centro.

Los alemanes estuvieron bajo la dirección de Helmuth Weidling, sus defensas consistían en desorganizadas, agotadas y mal equipadas divisiones de la Wehrmacht y las Waffen-SS, además de voluntarios extranjeros de las SS, de las Juventudes Hitlerianas y el Volkssturm.

Los soviéticos continuaron su rápido avance por las calles de Berlín hasta llegar al centro de la ciudad, muchos de los combates se libraron cuerpo a cuerpo, casa por casa.

Tras el suicidio de Adolf Hitler y muchos de sus altos cargos, el Ejército Rojo logró la rendición de la ciudad el 2 de mayo de 1945. No obstante, la rendición incondicional de la Alemania nazi ocurrió entre el 8 y el 9 de mayo.

La rendición alemana fue firmada por el oficial alemán Alfred Jodl, quien fue ejecutado en la horca el 16 de octubre del año siguiente.

El ‘Acta de rendición militar‘ se firmó en el Cuartel General de Dwight D. Eisenhower, Comandante Supremo Aliado en Europa, el 7 de mayo en Reims, Francia.

Al día siguiente, el mariscal alemán Wilhelm Keitel firmó la rendición incondicional de la Wehrmacht en la sede de la Unión Soviética en Berlín.

Este hecho marcó el final de la Segunda Guerra Mundial en Europa; a este hecho le siguió la rendición de Japón en septiembre de 1945.

Con información de López-Dóriga Digital

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí