Los vecinos de la pacífica localidad texana de El Paso aún no logran sobreponerse al tiroteo perpetrado por un supremacista blanco de 21 años

En un golpe que emula una serie televisiva, tres sujetos armados irrumpieron este martes en la Casa de Moneda de Ciudad de México, de donde extrajeron un botín multimillonario en forma de monedas de oro y relojes conmemorativos.

De las declaraciones a medios de comunicación del secretario de Seguridad Ciudadana de la capital, Jesús Orta, se desprende que el robo fue algo más rudimentario y alejado de la citada serie.

Al menos “tres sujetos con armas de fuego” ingresaron alrededor de las 10:00 h local al edificio, ubicado en Paseo de la Reforma, que alberga monedas de oro pero no imprime billetes.

Allí quitaron el arma al guardia de seguridad privada que resguardaba el acceso y fueron directo a la bóveda de seguridad de la institución, que resultó estar abierta y de donde sustrajeron unas mil 500 monedas de oro y relojes conmemorativos.

En pocos minutos ya habían huido con el suculento botín, con un precio estimado de más de 50 millones de pesos (2.5 millones de dólares).

Las imágenes de los tres sujetos grabadas por las cámaras de seguridad fueron difundidas por algunos medios y las autoridades rastrean su ruta de escape desde el C5 capitalino.

En las imágenes se puede comprobar que los asaltantes fueron tres hombres jóvenes, vestidos con ropa casual, lo que les permitió pasar inadvertidos.

Por ello, a pesar de la magnitud del robo, transeúntes y comerciantes de esta emblemática avenida capitalina consultados por Efe dijeron no haberse percatado de los hechos hasta la llegada de la policía.

A lo largo del día se multiplicaron las entradas y salidas de investigadores de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México y agentes de la Policía Federal en la Casa de Moneda de México, donde se concentraron decenas de periodistas.

Con motivo de la investigación, fueron llevados a declarar ante la Procuraduría tres empleados de la institución, incluido el guardia de seguridad, quien fue desarmado por los atracadores, porque “no se aplicó el protocolo de seguridad”.

El misterio y la intriga se apoderaron del caso al registrarse una hora y media después un ataque armado en el vestíbulo de un edificio de oficinas ubicado a solo 350 metros de la Casa de Moneda.

Una discusión entre dos hombres derivó en disparos que hirieron a uno de los dos sujetos, aunque las autoridades no han confirmado si existe relación con los hechos del organismo monetario responsable de acuñar las monedas y medallas conmemorativas de México.

No obstante, esta no es la primera vez en que esta institución dependiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público padece un asalto. En julio de 2018, durante la remodelación de la Casa de la Moneda, el edificio fue asaltado por al menos cuatro hombres que se llevaron monedas antiguas de plata y oro con un valor estimado, según medios, en unos tres millones de pesos (unos 153 mil dólares).

El primer asalto se remonta a 1739, cuando se produjo un cuantioso robo de plata en la Real Casa de Moneda de México.

Con información de EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí