CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx). – El gobierno del presidente López Obrador está generando las condiciones para que las metas migratorias de su homologo estadunidense, Donald Trump, se cumplan.

Esto, a costa del maltrato a cientos de migrantes provenientes de Centroamérica y en detrimento de sus derechos humanos.

El rotativo estadunidense afirmó que dichas acciones del gobierno mexicano socavan las promesas que el presidente López Obrador lanzó en campaña en defensa de los migrantes.

The New York Times asevera que el gobierno de México ha bloqueado el paso de grupos de migrantes en las ciudades fronterizas y en muchos casos interceptados en los puentes internacionales y se corta su viaje rumbo a Estados Unidos.

De acuerdo con la nota, la administración actual ha permitido que el gobierno de Estados Unidos regrese a territorio mexicano a migrantes que buscan asilo, lo que pone en riesgo sus vidas, debido a que en México hay zonas con altos índices de violencia.

Según el NYT, funcionarios de la Administración de López Obrador han dicho que esta postura es una decisión estratégica pensada para no hacer “enojar” a Trump y evitar una pelea pública costosa sobre el tema.

No obstante, para muchos mexicanos lo que suceda con los migrantes es una preocupación secundaria, en contraste con las que tienen a diario, como el trabajo, la seguridad y la corrupción.

“Si tenemos que aceptar a un puñado de gente que regresa a México no es realmente un problema para nosotros, ni siquiera en lo político”, comentó al NYT una persona que no tenía autorización para discutir deliberaciones internas.

“Lo que realmente queremos evitar es una pelea pública con Trump”, agregó.

Los críticos denuncian que el Gobierno mexicano ha privilegiado las cuestiones políticas y no las humanitarias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí