Las primas por la deuda del Gobierno de México son ahora más altas que las pagadas por los mercados emergentes dos niveles por debajo del ‘BBB+’ de México, según datos compilados por Bloomberg.

Añaden que después de que Fitch Ratings rebajase la calificación crediticia de Pemex a sólo un escalón por encima de basura el mes pasado, los bonos dieron un giro para peor en medio de las expectativas de una rebaja de la nota del país.

El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha anunciado un plan de exención de impuestos de 3 mil 500 millones de dólares para la empresa durante los próximos seis años.

Dichas medidas no solo no lograron los temores del mercado, sino que a también despertaron la preocupación de que el Gobierno no ha comprendido el alcance de los problemas de Pemex.

A otros les preocupa que las nuevas inyecciones de capital pudieron erosionar la posición fical de México.

El reciente deterioro del perfil de riesgo del país es aún más pronunciado en comparación con el de Brasil. El diferencial medio de México es más amplio que el de su vecino regional, aunque este último tiene una calificación de basura debido a su deuda rampante.

Después de que López Obrador cancelase el proyecto de construcción del aeropuerto en Texcoco, ya iniciado, y suspendiese las reformas de Pemex que habían abierto las puertas a la inversión extranjera, algunos inversores parecen estar perdiendo confianza en la nueva administración.

Concluyen mencionando que el problema para México no es solo el contagio de Pemex, sino también la “erosión del marco institucional que ha sustentado la confianza de los inversores en la historia de México durante las últimas tres décadas.

Con información de Bloomberg y El Financiero

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí