MONTERREY, N.L. (apro).- Adrián de la Garza Santos rindió esta noche protesta como alcalde reelecto regiomontano, en sesión de cabildo efectuada en el Palacio Municipal.

El edil asumió el cargo apenas minutos después de que la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación desechara los últimos recursos de impugnación que había promovido su contendiente, el panista Felipe de Jesús Cantú Rodríguez.

Fue el concejal presidente Bernardo González Garza, encargado de administrar la alcaldía durante todo el mes de enero, el que le hizo entrega del puesto, en presencia del secretario general de Gobierno, Manuel González Flores.

El edil reelecto dijo, en su mensaje, que se esmerará por hacer de Monterrey una ciudad segura, además de que se concentrará con acabar con los baches en las calles, optimizar las vialidades para facilitar la movilidad de los autos y en mejorar la calidad del aire.

La llegada de De la Garza Santos a la alcaldía tuvo un trayecto accidentado después de que en las elecciones del 1 de julio del 2018 fuera derrotado por Cantú Rodríguez.

Sin embargo, aunque perdió el aspirante tricolor promovió un juicio de inconformidad ante el mismo Trife, instancia que determinó, el 30 de octubre pasado, mismo día que Cantú asumiría el puesto, que los comicios fueran anulados y que se repusiera por completo el procedimiento.

Con esta resolución, Monterrey se quedó sin alcalde, por lo que se designó, primero, al secretario del Ayuntamiento como encargado del despacho y luego, al edil concejal, en espera de que se resolviera la segunda elección.

De esta forma, tanto De la Garza como Cantú, así como la mayoría de los mismos candidatos, volvieron a enfrentarse el 23 de diciembre del 2018 y el ganador fue el priista, quien debió esperar hasta hoy, para que la máxima instancia en disputas electorales en México ratificara su victoria, lo que lo convierte en alcalde hasta el 2021.

En su argumentación los magistrados de la Sala Superior consideraron infundadas las acusaciones de Acción Nacional, que acusó al tricolor de rebasar topes de gastos de campaña, que coaccionó el voto a través del regalo de tarjetas, que rompió la veda electora y que en el día de las elecciones hubo desaseo en el manejo de los paquetes con votos.

Adrián de la Garza fue procurador de Justicia de Nuevo León en el pasado sexenio estatal. En el 2015 compitió y ganó la alcaldía regia, puesto en el que ahora repite.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí